viernes, 15 de febrero de 2019

Como podemos ayudar a que el pez sobreviva a la captura


Cada vez es más habitual, que los pescadores deportivos nos preocupemos de mantener el buen estado de los peces que han sido capturados hasta el momento de se devolución. Sin embargo, no en pocos casos, los pescadores piensan que heridas producidas en la captura, o una mala manipulación del mismo no afecta al pez, y este sobrevive sin  problemas al proceso de captura. Esta idea es errónea y podemos producir lesiones o heridas al pez que tras un proceso infeccioso le lleve a la muerte.

No penséis que los peces no tienen enfermedades al igual que los humanos (hongos, virus y bacterias), microorganismos que los invaden y provocan su muerte con cierta facilidad.

Pez infectado por enfermedad bacteriana


Los factores que provocan la infección del pez son variados, entre ellos: descenso en las defensas del animal, variaciones importantes en las condiciones del agua o en su calidad, heridas o pérdida de mucus que recubre las escamas del pez.

Entre estos factores se puede destacar algunos ejemplos como: 
- La virosis primaveral de la carpa (enfermedad vírica que produce gran mortandad en individuos de esta especie), se ve favorecida por inestabilidad en la calidad del agua y cambio brusco de temperatura de la misma.

- Varias enfermedades bacterianas se ven favorecidas por el descenso en las defensas corporales de los peces, que puede ser producida por varias causas como un descenso de la temperatura del agua, momentos de estrés en el animal, mala alimentación... procesos que provocan una caída en el sistema defensivo del animal y por tanto una mayor susceptibilidad a la infección.

- heridas epidérmicas o pérdida de mucus protector, pueden provocar la aparición de hongos y bacterias que a veces llegan a inundar los músculos y órganos internos o necrosar la piel del pez.

Pez infectado por hongo Saprolegnia


Es nuestra responsabilidad como amantes de la pesca y por tanto de los peces, que las devoluciones sean lo más cuidadosas posibles y así ayudemos a no enfermar al pez.

Los pasos que debemos seguir los pescadores son pocos y fáciles de seguir, de forma que al hacerlos habitual se ejecutan de forman mecánica.


- BUENA MANIPULACIÓN: El desanzuelado es fundamental que sea lo menos traumático posible para el pez. De este forma os recordamos que el pez se minupule por la zona dorsal (por el lomo), no por la zona ventral, ni por su puesto por las agallas.

Forma correcta de desanzuelar un pez


Recordad que tenéis también herramientas que os van a ser útiles a la hora del desanzuelado, como desanzueladores y alicates y pinzas para la pesca. Es importante no poducirle grandes heridas en la boca al pez a la hora de sacarle el anzuelo. Esas heridas pueden ser aprovechadas por hongos y bacterias para invadirlo y provocarle la muerte.

Desanzueladores para la pesca

Alicates para la pesa




CURA DE HERIDAS- Antes de devolverlo al agua, es importante también que le echemos un vistazo a todo el cuerpo del animal, es posible que debido a la captura, el cuerpo del pez haya sido arrastrado por rocas o salientes y traiga heridas, que a priori no tienen importancia, pero que si sufren un proceso infeccioso puede ser fatal para él. O lo que es peor, que sea foco de infección de tipo epidémico y facilitemos la expansión de alguna enfermedad.
Los aficionados al carp fishing suelen cuidar mucho sus capturas e intentan devolverlas en las mejores condiciones para no provocar su muerte y poder seguir disfrutando de ellas. No es extraño encontrar entre estos aficionados desinfectantes para cuando aparecen algunas de estas heridas en la piel o boca del animal. Tanto desinfectante específico como también puede servir betadine gel (algo más económico), ayudan a cicatrizar y a que no se infecten las heridas que provoquemos a los peces.

Carpa mal manipulada (nunca dedos en las agallas)
y con heridas en piel y escamas del proceso de captura






Desinfectante para peces


betadine gel para desinfección de peces

No es ninguna mala idea que se lleven algunos de estos productos en la caja de pesca (No solo los aficionados al carp fishing). Obviamente no se producen heridas los peces en todos los casos, pero a veces ocurre y lógicamente con más facilidad mientras más grande sea nuestra captura, pues más posibilidades habrá habido de que la hayamos arrastrado contra piedras o rocas.

Por último, hay que destacar el papel protector que hace el mucus que produce el pez en sus escamas. Este mucus además de facilitar su movimiento, lo protege de supuestas invasiones de microorganismos. Es por ello que es preferible que los pescadores no manipulemos al pez con trapo, y así no favorezcamos la eliminación de dicho mucus.

Evitemos la manipulación con trapos


Buena Manipulación sin trapo y con desanuzuelador





LA SUELTA- Y finalmente, no por obvio menos importante, la suelta debe hacerse a ras de agua. Evitemos la caída de peces al agua desde alturas o a distancia para impedir que el impacto con el agua le produzca una hemorragia que le provoque la muerte. Si no, todo el cuidado que hemos puesto antes será en vano.

Suelta correcta a ras de agua

Suelta incorrecta




EL PEZ ES MÁS SENSIBLE DE LO QUE PODEMOS PENSAR A PRIORI, ES FUNDAMENTAL SU CORRECTA MANIPULACIÓN Y DEVOLUCIÓN PARA PODER MANTENER LA BUENA SALUD DE NUESTRA AFICIÓN. NO CUESTA TRABAJO SEGUIR ESTOS PASOS Y ES MUY IMPORTANTE PARA TODOS CUIDAR EL MEDIO Y LOS ANIMALES. 

Saludos y buena Pesca!

Javier Troncoso Mendoza




















2 comentarios:

  1. Gran artículo Javier, es necesario saber todos esos detalles para mejorar en la pesca y en la conservación de las especies.

    ResponderEliminar
  2. gracias JOsé Carlos. Buena pesca y sigue en tu línea que últimamente no se te escapa ni uno!.

    ResponderEliminar